Suspensión de empleo y sueldo a maestros sin vacunar… ¡Pero en Italia!

Loading Agregar a favoritos

El Gobierno italiano continúa reforzando las restricciones para frenar el repunte de contagios de coronavirus (están en 7.000 en 24 horas cuando hace dos semanas eran menos de 800), y ha ampliado el uso del pasaporte covid que entró ayer en vigor para acceder a espacios públicos como bares, restaurantes, cines o gimnasios. A partir de septiembre, además, profesores y otro personal de escuelas y universidades tendrán que presentar obligatoriamente el certificado que acredita que el portador ha sido vacunado, ha dado negativo en una prueba reciente o ha superado la infección. Si no lo hacen en un plazo de cinco días, no podrán seguir acudiendo a clase y se congelará su sueldo. Los estudiantes universitarios también deberán presentarlo para acceder a las aulas.

El Ejecutivo de Mario Draghi aprobó esta medida, que convierte el certificado covid en una herramienta indispensable para la vida cotidiana, la noche del jueves, tras una larga jornada con el comité científico que lo asesora y los representantes de las regiones.

Estas nuevas medidas se unen a la exigencia, en vigor desde ayer, de mostrar el certificado covid para acceder al interior de bares y restaurantes, museos, cines o gimnasios y también para asistir a espectáculos, eventos o competiciones deportivas. Las restricciones, que llegan en pleno repunte, con la incidencia acumulada en 68 casos por cada 100.000 habitantes, han despertado protestas minoritarias. Gran parte de los sectores económicos y sociales está de acuerdo en el uso del certificado. El sector patronal ha propuesto que sea obligatorio para ir a trabajar, aunque la sugerencia ha suscitado las críticas de los sindicatos y la medida no se aplicará en Italia por el momento.

 

 

Loading Agregar a favoritos
Jorge SalesSuspensión de empleo y sueldo a maestros sin vacunar… ¡Pero en Italia!