Cómo cortar con tu móvil

Loading Agregar a favoritos

Querido móvil: Todavía recuerdo el día que nos conocimos. Tú eras un caro artefacto que solo se podía conseguir por AT&T; yo, una persona capaz de recitar de memoria los números de teléfono de mis mejores amigos. Debo reconocer que cuando apareciste me quedé prendada de tu pantalla táctil. Pero estaba demasiado ocupada intentando teclear un mensaje de texto en mi antiguo teléfono para empezar con algo nuevo. Luego te tomé en mis manos y todo empezó a ir muy rápido. Poco después lo hacíamos todo juntos: dar paseos, almorzar con amigos, irnos de vacaciones. Al principio me parecía raro que quisieras venir al cuarto de baño conmigo, pero ahora este es otro de aquellos momentos, antaño privados, que compartimos.

Loading Agregar a favoritos
Radar LaboralCómo cortar con tu móvil