¿La Rebelión Mundial de los Trabajadores?

Loading Agregar a favoritos

En 2021, muchos de los problemas parecen deberse a una oferta insuficiente. Las mercancías no pueden llegar a los consumidores porque los puertos están atascados; una escasez de chips ha complicado la producción de automóviles; muchos empresarios, especialmente en economías avanzadas, manifiestan que tienen dificultades para encontrar trabajadores.

Probablemente gran parte de esto será transitorio, aunque está claro que las alteraciones en la cadena de suministros se mantendrán un tiempo. Pero a lo mejor, algo más fundamental y duradero está teniendo lugar en el mercado laboral. Puede que los sufridos trabajadores en las grandes economías, que llevan años mal remunerados y trabajando en exceso, hayan llegado al límite.

El caso de Estados Unidos parece revelador, por una parte, los trabajadores están dejando sus puestos de trabajo a ritmos insólitos, señal de que confían en encontrar nuevos empleos. Por otra, los empresarios no solo se quejan de escasez de trabajadores, sino que intentan atraerlos con aumentos de salarios. A lo largo de los últimos seis meses, los salarios de los trabajadores en los sectores de hotelería y entretenimiento han registrado una tasa de incremento anual del 18%, y ahora están muy por encima de su tendencia anterior a la pandemia.

El empleo también ha envalentonado a los sindicalistas, que se han mostrado mucho más dispuestos de lo normal a acudir a la huelga tras recibir ofertas contractuales que consideran inadecuadas.

¿Pero por qué estamos experimentando lo que muchos denominan la “gran dimisión”, en la que tantos trabajadores dejan el trabajo o exigen un sueldo más alto y mejores condiciones laborales para quedarse?. Lo que parece estar ocurriendo más bien es que la pandemia llevó a muchos trabajadores  a replantearse su vida y a preguntarse si valía la pena seguir con el trabajo horrible que muchos de ellos tenían.

Muchos estadounidenses odiaban su trabajo hace dos años, pero no se dejaban llevar por esos sentimientos. ¿Qué ha cambiado?

Es solo una conjetura, pero parece posible que la pandemia haya hecho que algunas personas reconsideren sus elecciones vitales. No todo el mundo puede permitirse dejar un empleo que odia, pero un número considerable de trabajadores parecen dispuestos a aceptar el riesgo de probar algo distinto: jubilarse antes a pesar del coste económico, buscar un empleo menos desagradable en un sector distinto, etcétera.

Loading Agregar a favoritos
Jorge Sales¿La Rebelión Mundial de los Trabajadores?