Inspecciones robot contra las malas prácticas en el trabajo

Loading Agregar a favoritos

Pero en España 😜

En España, el nuevo plan estratégico de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) para 2021, 2022 y 2023 suscita cierta preocupación entre los empresarios. Y es que al incremento del 20% en las cuantías de las sanciones laborales, que entró en vigor el pasado 1 de octubre, ahora se une, a partir del 1 de enero de 2022, la introducción de la digitalización en varios de sus procesos, entre ellos la emisión de actas de infracción. Con ello se pretende la detección masiva y el control de las irregularidades más recurrentes en materia laboral. Aumentando así la cifra de infracciones detectadas por el organismo en 2020, que, según se refleja en la memoria del Consejo Económico y Social (CES), fue de 73.415, lo que supuso un descenso de un 15,18% con respecto al año anterior.

Las actas sancionadoras se levantarán basándose en los resultados que arroje el big data y la inteligencia artificial, sin la supervisión de un funcionario, esta medida hará que la actuación inspectora sea “más eficaz y certera en el manejo de miles de datos que los inspectores y subinspectores de Trabajo no pueden abordar con la rapidez de los programas informáticos actuales”. Lo que, en definitiva, significa un importante incremento de las probabilidades de que las empresas sean inspeccionadas y sancionadas.

Un riesgo que preocupa al sector, especialmente a las pymes cuyos procesos,es que las empresas recibirán un acta de sanción en frío, sin haber mediado esa actividad indagatoria que supone la primera fase de interactuación con los profesionales de la Inspección de Trabajo”.

El problema es que, a pesar de que el 1 de enero de 2022 está muy cerca, aún no se han detallado los supuestos que serán susceptibles de actuación automatizada. Algo que se hará por resolución del director del organismo estatal de la ITSS.

Loading Agregar a favoritos
Radar LaboralInspecciones robot contra las malas prácticas en el trabajo